Belleza

“Lucir una buena figura y aportar confianza al utilizar traje de baño”, es el principal requisito que exige una mujer a la hora de elegir un traje de baño, y así lo asegura Liliana Anabalón, Product Manager de Caffarena, quien sostiene que “hay bañadores que integran tecnología modeladora, como nuestras mallas powernet, incorporadas en modelos de una pieza y tankinis que se encargan de contener, reducir una talla, pero siempre privilegiando la comodidad de la mujer”.

Y es que según la última encuesta realizada por la consultora de imagen Cómo Me Visto, el 61,7% de las chilenas confiesa sentir incomodidad con esta prenda, sin embargo, el modelo de una pieza les aporta mayor seguridad.

Por otro lado el 90% de ellas afirma que les gusta usar traje de baño, esta prenda -que las deja tan descubierta- les provoca terror, un 61,7 % reconoce no sentirse cómoda cuando lleva este atuendo. Es así como un 45,3% privilegia los bañadores de una una pieza, sienten que realzan la figura, aplanan el abdomen, ocultan los odiados rollitos y aportan holgura para nadar, asegura estudio de CómoMeVisto.

Además, la tendencia de esta temporada se ha visto marcada por regresar a lo natural, donde las mujeres buscan que el panorama playero no se transforme en un suplicio. De igual forma se derriban ciertos mitos respecto al bikini, ese modelo que por muchos años lideró balnearios y centros de veraneo, quedó desplazado en segundo lugar con un 40%, dejando rezagado al tankini y el trikini con un 11% y un 3,3% respectivamente.

Asimismo, los accesorios también juegan un rol fundamental, y aquí el pareo es el que lleva la delantera con un 56%, se ha transformado en el mejor complemento para cubrir lo que ellas no quieren mostrar.

Es así como el retail busca que las chilenas y los niños disfruten de las olas, sin que el uso del traje de baño se vuelva un verdadero desafío en época estival.