Belleza

Sabías tu que entre el 75% y 80% de nuestro cuerpo se compone de agua, por lo que hidratarnos es un factor clave para poder presumir de una epidermis bonita y sana, sobre todo hoy que se conmemora el día de uno de los elementos más valiosos para las personas, el agua.

Y para formar parte de esta celebración, Jennifer Sotelo, experta en belleza de Maicao, comparte algunos de los beneficios que aporta el consumo de este precioso elixir a tu piel. ¡Sigue leyendo y descubre lo que el agua puede hacer por ti!

Young woman washing her face with cold water

Mantiene tu piel turgente: En la capa más profunda de la piel esta la reserva que tu cuerpo tiene de agua en casos de emergencias. Cuando baja tu consumo de líquido esa reserva comienza a bajar y hace que la piel pierda su volumen pudiendo hacerte ver más ojerosa o menos tonificada. Mantener un buen nivel de consumo, hará que la piel no pierda volumen, sumado al uso de cremas, tendrás la fórmula perfecta para que tus células capturen y retengan por más tiempo la humedad.

Luz a tu piel: El órgano más grande del cuerpo tienen un excelente sistema de auto limpieza a través de los poros, pero este mecanismo no funciona sin agua que ayude a expulsar las toxinas del cuerpo. El consumo mínimo de 2 litros diarios, facilitará su eliminación, permitiendo que luzca más brillante y con mejores tonos, este beneficio se verá incrementado si a la función natural de tu piel, sumas una rutina de limpieza que incluya el lavado de tu cara con abundante agua.

Piel de porcelana: Los años demuestran claros signos en la piel, esos que siempre tratamos de evitar con el paso del tiempo y recurrimos a artilugios o secretos impensados para recuperarla. Sin embargo, la bendita agua también tiene efectos mágicos, no solo al consumirla de manera periódica, sino que también cuando se aplica fría en el rostro u otra parte del cuerpo; estimula la circulación, logrando que la sangre se mueva más rápido y, acto seguido, te quitará unos buenos años de encima.