Cine: La Joven y Alocada historia de Shi Pei-Pu la ignota Madama Butterfly

By Anita Zuñiga, Abril 4, 2012

“La ópera, ese arte excesivo, espurio y sintético comparte con el cine la capacidad de llamar a todos los sentidos, de sumirlos en un mundo cuyas reglas de juego se aceptan desde un principio y en las cuáles uno está dispuesto a ver más allá de las apariencias, a crearse una realidad toda propia y fascinante”~Luis Alberto Álvarez, 1977.

Afiche Madama Butterfly
John Lone en “Madama Butterfly” 
del realizador David Cronenberg 

Originario de Shandong, y con sólo 26 años Shi Pei-Pu”, fue un actor de la ópera de Pekín que solía representar el rol de “Madama Butterfly”, algo usual en la década del sesenta -en que interpretes chinos representaran roles femeninos- en Pekin. Sin embargo, una noche de primavera de 1964, Bernard Boursicout, un aventurero francés de 20 años que abandonó la escuela secundaria, gracias a un cupo diplomático en el que sería enviado a trabajar como asistente contable en la embajada francesa en China, buscando que hacer en su habitual salida vespertina en la nación de la Gran Muralla, asiste al teatro de Pekín a ver la ópera de Giacomo Puccini “Madama Butterfly”. La obra lo hipnotizó y fue tal….
su fascinación por la representación protagónica, que durante varias jornadas regresa a la función, que se transformó en su verdadera adicción. Y sin medir en esfuerzos, Boursicout se arma de valor y comienza a visitar en su camerino a Shi Pei-Pu”, la mujer que interpreta a la cautivante Madama Butterfly, le lleva flores, la adula, la invita a cenar, sin saber que era varón. Con el transcurso de los meses, la diva de ópera, experta en francés, le asegura que día vive como hombre y que enseña chino a las esposas de los diplomáticos, sólo para complacer a su padre que siempre quiso tener un hijo. Y así, sin más ni más, Shi Pei-Pu” no se resiste a los encantos de Boursicout y acepta  convertirse en amante de Bernard, aprovechando que el joven francés tenía nula experiencia sexual, Shi Pei-Pu” procuraba recrear idílicos encuentros amorosos, furtivos y a oscuras, esencialmente influenciada por normas que prohibían que los orientales se relacionaran con europeos, “siempre que intimábamos era todo muy breve, y cuando supe la verdad Shi Pei-Pu” confesó que para simular que tenía vagina empujaba sus testículos hacia su cuerpo y ponía su miembro hacia atrás, entre las piernas, para lograr una pequeña cavidad”, sostuvo en una entrevista el ex diplomático.

Madama Butterfly en Cinemark 3D

Sin mediar en esfuerzos, los servicios secretos chinos al enterarse de los pasos de Shi Pei-Pu” lo extorsionaron con revelar su secreto al francés, si no acepta convertirse en espía y así sonsacar secretos de estado de la embajada de Francia

Por su parte, la embajada de Francia que sospechaba los pasos de Boursicout lo envió al consulado de Ulan Bator en Mongolia y luego lo reubicó en Francia, minuto en que su relación con Shi Pei-Pu” pasó de un affaire sin límites a un flirt espaciado que duró dieciocho años y en los que la protagonista de M. Butterfly, viajaba cuando podía a Francia, y de hecho, en una de sus últimas visitas Shi Pei-Pu sorprendió a Boursicout con la noticia estaba embarazada. Meses más tarde le presenta a Shi Du-Du, que según Shi Pei-Pu” era hijo de ambos, Boursicout lo reconoce como suyo en Francia y comienzan a vivir juntos en el país galo, sin saber que tiempo después serían arrestados por espionaje.  Tal fue el impacto que el arresto se filtró a la prensa y el servicio secreto de Francia le reveló a Bernard Boursicout que todos estos años estuvo en una relación con otro hombre, lo que llevó al francés a cometer en la cárcel diversos intentos de suicidio, “sigo soñando de vez en cuando con ella, pero quiero olvidar”, aseguraba Boursicout en sus noches de pesadilla durante el año que estuvo recluido.
John Lone y Jeremy Irons en
versión cinéfila de Madama Butterfly
 
Y como las historias del cine, con finales infelices, Shi Pei-Pu” falleció en 2009 en completa soledad, a la edad de setenta años, en Paris donde trabajaba ocasionalmente en pequeñas producciones de ópera. Shi Du-Du el hijo adoptivo, era en realidad de origen uigur etnia musulmana del oeste de China y había sido vendido por su madre para aliviar la pobreza de su familia- hoy tiene tres hijos y Bernard Boursicout logró rehacer su vida, tiene esposa y ambos siguen viviendo en Francia.
Una intrincada historia real, que culminó con esta fantasía, ambientada en la china maoísta, en la que Bernard Boursicout sólo existió en su memoria. El caso salió a la luz pública a mediados de los años ochenta, y fue investigado por el escritor norteamericano de origen chino David Henry Hwang, quien adaptó la historia y la convirtió en una exitosa obra teatral que estuvo durante semanas con lleno total en Broadway. Otro de los que fue cautivado por este drama, fue David Cronenberg que llevó la historia al cine en 1993 con Jeremy Irons y la impactante interpretación de John Lone inspirados en esta joven y alocada versión de Madama Butterfly.
Si amas la ópera, y quieres apreciar el formato 3D dela ópera  Giacomo Puccini, no olvides que en Cinemark Chile se exhibirá Madama Butterfly en Salas Premier http://www.cinemark.cl/MadamButterfly3D.aspx 



What do you think?

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Protected by WP Anti Spam