Libro

By Anita Zuñiga, Noviembre 30, 2018

“Mi Historia” (“Becoming”), de Michelle Obama es de esos libros que te dejan literalmente los pelos de punta, con fotografías referenciales, con detallas descripciones de como se convirtió en la primera mujer de raza negra que llega a la Casa Blanca como esposa del presidente de los Estados Unidos.

Una lectura que nos sumerge en sus pensamientos, que narra la vida de una persona común, que representa a un sector emergente en Estados Unidos y como es su percepción acerca de la vida, y como esta posición la fue transformando en una mujer preocupada por temas sociales, el medio ambiente y tantas otras temáticas.

Me pareció tan cercana, tan sincera…una autobiografía tan transparente e inspiradora, sobre todo de la manera en que ella se refiere a su infancia, como se fue formando, como su hermano la protegía, como fue relación con el mundo -como escolar y universitaria- al ser afroamericana, y como en los colegios -en 1969- no se hablaba de autoestima o de mentalidad y te calificaban de “dotado” o como “brillante”, y si te equivocabas, te ignoraban por completo.

Michelle como cuaquier niña jugaba con barbies, aunque prefería hacerlo sola en su casa, y sumergida en su soledad, guardaba los vestidos de sus muñecas en una maleta floreada de vinilo, en aventuras en las que a cada una les daba una personalidad, siempre procurando jugar en solitario, ya que las veces que estuvo en casa de amigas observó con terror barbies sin cabello, con sus rostros pintados con plumones, etc….lo que para Michelle fue un espanto.

Así avanza la novela, hasta los capítulos en los que ahonda en su experiencia siendo madre, episodios en los que enternece con sentimientos como “cuando hay un niño pequeño en una casa el tiempo se dilata y se contrae, saltándose las normas a las que suele atenerse. Un día puede ser parecer interminable, y de repente transcurren seis meses de golpe”, o su afán por trabajar en un empleo de medio tiempo y su constante sentimiento de culpa por no cuidar en un 100% de su primogénita Malia. Ella y su esposo tenían un amor profundo por los niños, de hecho Obama era voluntario y ayudante del entrenador de los Vippers, el equipo de baloncesto de la escuela de su hija Sasha.

El libro repasa diferentes etapas de su vida política y personal, de como personas la tildaron de hombre por su contextura física, o del momento en que decidió plantar hortalizas en la Casa Blanca, o la responsabilidad de ser primera dama, siempre reflexionando sobre temas como la violencia y la ley de armas y el caso del francotirador en la escuela primaria de Sandy Hook en Connecticut, con Michelle dando un discurso en las cercanías de la Casa Blanca, luego también aborda el asesinato de un grupo de escolares en Chicago, entre ellos Hadiya Pendleton una niña de 16 años, un hecho que marcó a Michelle y tras lo cual comenzó a luchar por erradicar pandillas, disminuir licorerías, y aminorar el miedo de los jóvenes residentes en guetos que día a día solo pensaban en como seguir vivos.

Solo queda recordar dos pasajes inolvidables de esta historia, que a mi personalmente me tocaron y fue Michelle comentando en su libro: “Soy una persona común que acabó embarada en un viaje fuera de lo común. Comparto mi historia con la esperanza de allanar el terreno para otras historias y otras voces, de ampliar las posibilidades y los motivos para que otros lleguen hasta allí también”….y la otra situación que relata y me hizo sentir tan cerca de ella fue este párrafo: “Me encontraba en la casa de ladrillo a la que mi familia y yo nos hemos mudado recientemente. Nuestro nuevo hogar está en una calle tranquila situada a tres kilómetros del anterior. Todavía no hemos acabado de instalarnos. En el salón, los muebles siguen organizados igual que en la Casa Blanca. Por todas partes hay objetos que nos recuerdan que aquello fue real: fotos de los días que pasamos en Camp David, recientes de cocina artesanales hechos por estudiantes nativos americanos y un libro firmado por Nelson Mandela. Lo raro de aquella noche es que no había nadie. Barack estaba de viaje, Sasha había salido con unos amigos y Malia vive y trabaja en New York, dónde está terminando su año sabático antes de empezar sus estudios universitarios. Estaba sola con nuestros dos perros, en una casa silenciosa y vacía como no había visto en ocho años. Y tenía hambre. salí del dormitorio y bajé la escalera con los dos perros persiguiéndome. Cuando llegué a la cocina, abría la nevera. Encontré un paquete de pan, saqué dos rebanadas y las puse en la tostadora. Luego abrí un armario y cogí un plato. Sé que suena raro, pero coger un plato de una estantería de la cocina sin que nadie insistiera en hacerlo por mí y estar allí sola mirando cómo se doraba el pan en la tostadora es lo más parecido a un retorno a mi antigua vida que he tenido hasta el momento. O puede que mi nueva vida justo esté empezando…”, estos simples textos son los que te cautivan en una lectura entretenida con hechos cotidianos y aventuras que una siempre soñó conocer sobre la ex primera dama de la nación estadounidense. Recomendado y un excelente regalo de Navidad!!!. Libro: Mi Historia (“Becoming”). Autora: Michelle Obama. Páginas: 523. Valor Feria Chilena del Libro $ 16.000.