Libro

By Anita Zuñiga, Noviembre 26, 2018

Perderlo todo, luego de estar -minutos antes- en su hogar plagado de comodidades, en su cama dibujando con sus marcadores y en un par de minutos quedarse solo con su almohada, su cuaderno, su hermana Layla, los gemelos Aaron y Evan, su madre y padre….mojados, con barro, sin enseres y sin hogar….todo tras un implacable tornado.

Así comienza “La Carta de Ivy Aberdeen al Mundo”, y debo confesar que esta es una historia fascinante, que nos recuerda a ratos el trauma de Simón -en la novela “Yo Soy Simón“- ya que Ivy, la protagonista, es una niña de doce años, que ama dibujar y que suele llevar su croquera a todas partes y desde el inicio comienza a darse cuenta que ella es una persona completamente diferente a la que su mamá le enseña que debe ser, Ivy desea otras cosas, no le interesa casarse, sonríe cuando hay que reír, y no cree que la vida de una mujer empiece cuando aparece el chico o el hombre ideal…no, Ivy es diferente, es una desenamorada, o al menos así se autocalifica en un principio.

Y en mi opinión personal siento que es así como nos educan, esperando al príncipe azul, no digo que no creo en el amor, pero somo seres normales no sobrenaturales, y así lo señala Ivy, “siempre están haciéndonos creer que la vida comienza cuando llega tu amor de toda la vida”…y eso en cierto modo es el cuestionamiento de Ivy: lo que dicen que es lo real, lo correcto y lo que sus dibujos, sus sueños y su corazón le dictaminan.

Si bien Ivy tiene solo doce años, y post sufrir el trauma de un tornado, en el gimnasio suceden hechos que trastocan su vida, en el refugio de su escuela conversa con June -hija de la doctora de su madre, la señora Somerset, quien examina a sus hermanos y más tarde a ella que se ha esguinzado un tobillo-, en el lugar también se reencuentra con su mejor amiga Taryn…y comienza -sin darse cuenta- a fijarse en June, la niña de cabello oscuro y trencitas, la rara de su colegio y su compañera del salón de clases, la que usaba adorables vestidos con leggins, la que llevaba como almuerzos Torres de vegetales, a quien sin querer conocía perfectamente.

Así su vida cambia, el tornado multicolor lo transformó todo, más allá de no tener hogar, de que su familia viviera en un hotel, que ella viviera momentáneamente residiera en casa de Taryn, de que hubiera extraviado su preciada croquera y que alguien le arrancara las hojas y comenzara a pegarlas anónimamente en su casillero escolar con mensajes como: “Ivy Este es un gran dibujo. Quizás deberías hablar con alguien acerca de él”….esto la marcó e Ivy comenzó su catarsis, sintiendo que sus pulmones se cerraban y que alguien iba a descubrir su verdadero yo, esa “Ivy” que ella -de algún modo- renegaba reconocer…esa es la Ivy que debes conocer si te animas a leer esta maravillosa novela LGTB, una lectura terapéutica, una historia demasiado honesta!! … de esas que dejan lecciones y que nos instan a reflexionar.

Libro: La Carta de Ivy Everdeen al Mundo. Autora: Ashley Herring Blake Editorial: Puck Latam de Urano Ediciones Chile. Páginas: 250. En Librerías. Valor Referencial Feria Chilena del Libro $ 14.020