Mamá

By Anita Zuñiga, Diciembre 6, 2018

Hace dos días -tipo una de la madrugada- mi hija de dos años y meses despertó asustada, me preocupé porque en casa aún estábamos despiertos, gritos ensordecedores se escuchaban en el monitor de bebé! yo mamá primeriza con susto mantuve la calma y comencé a preguntarle que sucedía, le ofrecí una mamadera y solo decía entre sueños:

-Mamá saca el zapallito! (y yo dije las calabazas de halloween)

para ser breve, la consolamos, pero era tal su miedo (usó la palabra “miedo” y la frase mamá las hormigas me van a matar), que cedí y de su habitación la dejamos que pernoctara en la cama matrimonial. al día siguiente historia similar, a la misma hora llantos y gritos, así es que mi esposo se acostó en su camita esa noche. Así terminé googleando, ya que yo de pequeña solía tener pesadillas con arañas y todo debido a películas como “El Exorcista” o “Poltergeist”, así es que opté por organizar una serie de actividades ya que se supone que en los terrores nocturnos los episodios se repiten en la hora, así es que -mi pequeña que siempre efectúa actividades diarias como pintar, dibujar, le sume llevarla a comprar en monopatín, sacarla en coche hasta el centro de Santiago, que se bajara a mirar una intervención urbana Mil Pinguinos) , etc, y llevarla por un helado o jugo, etc, muy muy cansada, y darle un baño de tina, en verano -este año como está mayor y se comunica fluidamente- la dejo con sus juguetes y superviso que se de un baño de tina, luego en la noche once o cena o mamadera, lavado de dientes y a dormir! cayó rendida y por ahora Adiós! Terrores Nocturnos que leí se dan entre los 3 a los 6 años, cuando se desarrolla en profundidad el sistema nervioso central y que el 80% de estos episodios se deben a un tema genético, ¿será así?¿han tenido experiencia de sus pequeños con pesadillas?