Misceláneo: El Estigma Femenino del Triángulo Rosado

By Anita Zuñiga, Marzo 18, 2013

Desde niñas siempre se ha condenado a la mujer a llevar el color rosa,y como si fuera un estigma, desde el minuto en que el doctor revela a los padres el sexo del bebé, la vida de la baby se transforma en una verdadera locura.
La habitación, las sábanas, las alfombras, los pañales, las muñecas y toda suerte de detalles, pasando por mamaderas, chupetes, camisetas y en la actualidad toda suerte de excéntricos artículos pueblan la paz de la mujer….
Y es que la moda de mimetizar tanto el medioambiente, como el vestuario de los niños de algún color se popularizó a partir de 1920, cuando ya era posible producir tintes resistentes al agua hirviendo. Fue entonces cuando se puso de moda el color rosa para las niñas. En esta época se produjo una verdadera revolución de la industria de la alta costura: la llamada “moda reformista” que libró a las mujeres de los corsés y creó una tendencia específica para los niños. Antes, los pequeños vestían copias en miniatura de los trajes de los adultos. Ahora, los menores llevarían los cómodos trajes y vestidos de marinero, teñidos con índigo artificial, el nuevo tinte, el mejor de todos. De los trajes de marinero se derivó, con una lógica forzosa al celeste y como color tradicionalmente contrario, el rosado se convirtió entonces en el color de las niñas.
Lo beneficioso es que según estudios, quienes se ven expuestos a esta tonalidad forjarán una personalidad sacrificada y harán de la niña alguien que perseguirá con ahínco hacer sus sueños realidad. Tal vez por eso las féminas saben tomar decisiones y disfrutan con su libertad y capacidad de maniobra para sacarle el máximo rendimiento a sus vidas, y así lo señala el libro: “No Piense en Color Rosa“.
Lo nefasto fue cuando el rosado al convertirse en un color femenino, se transformó también en color de discriminación, pues durante la Segunda Guerra Mundial, los homosexuales que no podían satisfacer el ideal de masculinidad fueron encerrados en campos de concentración, donde tenían que llevar un distintivo de género cosido a la ropa, más conocido como el “triángulo rosa”, detonando a este como el símbolo que usan a menudo los homosexuales en sus actividades públicas como emblema de la antigua opresión, aunque para ellos nunca ha sido un color positivo de identificación.
Pese a estos dictámenes culturales de la vida, y al estigma de este color, es curioso que el diario financiero más famoso del mundo, “The Financial Times” y la “Gazetta dello Sport”, se impriman en papel rosado.

What do you think?

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Protected by WP Anti Spam