Salud

No soy de tomar medicamentos, pero estuve leyendo acerca del uso de remedios, más aún si se trata de uno recetado por tu médico, es importantísimo saber su interacción con ciertos alimentos.

En el caso de los antidepresivos, principalmente los de la familia de los IMAO (Inhibidores de la Monoaminooxidasa), que son capaces de generar una reacción hipertensa grave cuando se tiene una dieta alta en tiramina, de acuerdo a la Clínica Mayo. Por lo mismo, tanto médicos como pacientes sometidos a estos tratamientos deben identificar los alimentos que pueden comprometer la seguridad del tratamiento que se está administrando.

“La tiramina es un aminoácido que regula la presión arterial. Básicamente, se encuentra en productos envejecidos, madurados, fermentados o accidentalmente colonizados por algunas bacterias”, señala Paula Molina, químico farmacéutico de Farmacias Ahumada, añadiendo que “se debe tener cuidado con algunos quesos fuertes, como el Cabembert o el parmesano, carnes curadas, como los embutidos o el salame, carnes ahumadas, alimentos fermentados, la soya o bebidas alcohólicas, entre otras”.

En este sentido, la especialista señala que es fundamental que ante la ingesta de cualquier medicamento, especialmente los antidepresivos, se consulte al médico tratante las interacciones que éstos pueden producir. “Es importante conocer estas implicancias, que pueden tener consecuencias severas que incluyen hasta la muerte súbita”, enfatiza Molina.

Cabe destacar que en las últimas décadas, las enfermedades de salud mental en Chile se han convertido en una gran preocupación para la población. De hecho, según las estadísticas de la Encuesta Nacional de Salud 2017, alrededor de 6,2% de la población padece un cuadro de depresión.

Por esto, es de vital importancia que este tipo de información sea entregada por los médicos y químicos farmacéuticos, cada vez que un paciente comience con un tratamiento farmacológico para tratar una depresión. Además, afirma Molina, es esencial que estos pacientes sigan las recomendaciones y tratamientos para manejar esta patología. “Muchas personas cuando comienzan a sentirse mejor, dejan de lado sus medicamentos. Esto es igual de peligroso que la interacción que producen ciertos alimentos con ellos, generando efectos rebote o secundarios propios de estos fármacos, que pueden llegar a ser muy peligrosos”, sentenció.

También te podria interesar: