Salud: Mochilas y Calzado en Escolares

By Anita Zuñiga, Febrero 14, 2018

A sólo tres semanas del regreso a clases, la compra de mochilas y calzado escolar cobra importancia, considerando que ambos elementos acompañarán a los estudiantes durante todo el año escolar. Sin embargo y si bien los colores y diseños pueden encandilar a los niños, los expertos recomiendan no comprar sólo cosas bonitas si no que tomar precauciones y adquirir indumentaria que no haga daño a la salud.
Por ejemplo, respecto de las mochilas, el traumatólogo infantil de Clínica Avansalud, Jorge Barrios, recomienda que éstas se adapten al niño y no al revés. “Los principales riesgos de no escoger la mochila adecuada o de portar más peso del recomendado son aumento de la mala postura, sufrir problemas como contracturas musculares y dolor en columna, ya sea lumbagos o cérvico braquialgias (dolores de cuello y hombro)”, afirma el especialista.
En este sentido, explica que los menores no deben cargar más de 2 a 3 kilos en sus espaldas, puesto que “están en etapa de crecimiento y una cantidad mayor de peso causará molestias y provocará un dorso curvo, debido a que los niños suelen encogerse para poder soportar el peso”.
Por lo mismo, algunas de las recomendaciones del especialista es elegir mochilas con tirantes gruesos y resistentes; que tengan un soporte adecuado en la espalda y que cubran hasta la parte lumbar del niño (no más abajo para evitar dolencias); y utilizarla sólo en trayectos cortos y preferir aquellas con ruedas para los más pequeños. El experto también sugiere que los colegios aporte lockers para evitar que los niños trasladen pesos inadecuados en sus espaldas.

Zapatos cómodos y no sólo bonitos
En relación con el calzado escolar, el doctor Barrios recomienda que antes de comprarlo se haga una evaluación ortopédica completa a los menores, ya que todos los niños tienen características físicas diferentes. “De manera bien general lo mejor sería utilizar zapatillas o zapatos con amortiguación, pero el tipo de zapato escolar depende del tipo de pie. Lo más adecuado sería hacer un diagnóstico de qué tipo de pie, qué tipo de columna y qué tipo de rodilla tiene el niño y si tiene sobrepeso o no”, afirma el traumatólogo.
El especialista agrega que “los zapatos deben ser escogidos por los padres y no al gusto de los hijos. Por ejemplo, las zapatillas de lona, que les encantan a los jóvenes, hacen pésimo para el pie, sobre todo si se somete a una actividad física de alto impacto, ya que el talón golpea directamente en el suelo, porque no tienen amortiguación”.