Salud: ¿Qué dice tu hijo cuando duerme?

Durante el sueño, las personas entran en un estado de reposo en donde se aconseja que, para los niños en edad escolar, este dure entre 9 a 11 horas, mientras que en el caso de los adolescentes, se estima que el sueño no debe ser inferior a 9 horas. De esta manera, se asegura que estos podrán funcionar correctamente en el día.
Qué pasa si existen interrupciones en el sueño de tu hijo y tú no estás enterado? Despertarse a media noche no es la única interrupción que podría haber en el sueño, ya que, por ejemplo, los ronquidos con suspensión de la respiración (apnea) también lo son e incluso podrían ser una causa de que el menor no funcione correctamente en el colegio, desde el punto de vista cognitivo.
La apnea del sueño es una enfermedad silenciosa y en donde los factores de riesgo son la obesidad y la edad. Se trata de un trastorno en que la respiración se detiene y vuelve a comenzar repetidamente mientras el niño duerme. En este contexto, es que está científicamente demostrado que los niños que respiran por la boca o los respiradores bucales roncan en la noche. En tanto, si el ronquido es con suspensión o apnea, estos niños pueden tener menor rendimiento escolar y confundirse con déficit atencional.
El trabajo conjunto de distintos especialistas es imprescindible. En tanto, el rol del odontólogo es crucial en este tipo de problemas, ya que -en la gran mayoría de los casos- la apnea del sueño tiene su origen en el crecimiento excesivo de las amígdalas, anomalías de forma del maxilar y/o mandibular. El Ortodoncista, no solo se abocará a proporcionar el adecuado orden dentario del niño, sino que también de proporcionarle un óptimo patrón esquelético facial, evitando un posible cierre u obstrucción de las vías aéreas.
Silvana Palacios, Ortodoncista de la clínica dental American Dental, mencionó que “Hay que ser más enérgicos cuando uno detecta un niño que respira por la boca y tratarlo precozmente, derivándolo a distintos especialistas si fuese necesario, ya que esto podría causar un deterioro cognitivo importante. Es imprescindible actuar lo antes posible. Los Ortodoncistas podemos expandir el maxilar -que es la base de la nariz- con lo que mejora la respiración nasal y disminuyen los ronquidos y sobreinfecciones”.
En Chile, el 18% de los niños ronca y lo hacen con mayor frecuencia niños que tienen entre 7 y 10 años de edad, con igual prevalencia en ambos sexos. De la misma manera, el 20% de los pacientes que fueron operados por esta causa, persisten con síntomas.


Generalmente, los tratamientos asociados a este tipo de enfermedades incluyen un cambio en el estilo de vida del paciente, asociado al uso de un dispositivo de asistencia para respirar correctamente por las noches en los adultos e incluso en su alimentación para disminuir de peso en algunos casos. En esta línea, es fundamental que los padres estén atentos a cómo duermen sus hijos, ya que un mal dormir podría terminar en un mal rendimiento escolar, lo que se traduce en irritabilidad, olvidos y dificultad tanto para concentrarse como para llevar a cabo sus tareas habituales, entre otras consecuencias.