Belleza / filtro / protector solar / protectores / salud / sol / tendencias

Verano

Tomar el sol, con la protección adecuada, puede resultar un hábito provechoso para la salud porque es la principal manera de obtener vitamina D. Sin embargo, muchos suelen olvidar que los rayos ultravioleta están en todas partes y que si no se protege la piel, estos pueden afectar su estructura haciendo que aparezcan manchas, arrugas prematuras y, en el peor de los casos, cáncer.

Para prevenir estas enfermedades, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda utilizar cremas con filtro solar de amplio espectro sobre la piel que estará expuesta a sol. A pesar de este sencillo consejo, que si se toma en cuenta puede evitar la mayoría de los casos de melanoma, los protectores solares no generan la adherencia esperada, en la mayoría de los casos porque las formulaciones de los filtros solares son pesadas o están hechas a base de ingredientes que dejan una sensación incómoda en la piel.

“Lo que las personas están buscando son formulaciones más suaves y ligeras. Es clave lograr que al consumidor le guste el producto y se sienta cómodo con él para que empiece a usarlo más”, explica Marcel Schnyder, Head Global Technical Center Sun Care de BASF.

Precisamente, esos días en los que el protector solar irritaba la piel, se sentía grasoso, manchaba la ropa o afectaba los ojos quedaron atrás. Compañías productoras de materias primas para la elaboración de protectores solares como BASF, están desarrollando nuevas moléculas y formulaciones que tengan menos ingredientes pero mayor eficiencia; es decir, apuntan a incorporar menos componentes, ser más económicas y además satisfacer las necesidades y exigencias del público. “Los nuevos ingredientes permiten que el protector no solo absorba rayos UVA sino también UVB. En eso se basan las innovaciones que estamos desarrollando”, explica Schnyder.

Adicionalmente, las personas exigen cada vez más protectores con características adicionales como que sean amistosos con el medio ambiente, libres de silicona y parabenos, entre otros. Por ello, en la actualidad, existe una gama amplia de opciones en protección solar que es cada vez más personalizada. “Este es un mercado en permanente evolución. Hoy en día se pueden encontrar cientos de opciones como aceites de toque seco que son tendencia en Europa y Asia o protectores solares sin lágrimas, es decir, para los más pequeños de la familia, los cuales predominan en Estados Unidos”, dice Schnyder.

La recomendación general, según el experto, es aplicar a diario una buena cantidad de protector solar. En niños, la sugerencia es usar filtros UV que contengan moléculas grandes que evitan la penetración del rayo; así será menor el riesgo de daños en la piel. En adultos, la cantidad de protector dependerá de la rutina que se siga, pero lo importante es no olvidar proteger la piel de los rayos del sol que afectan, aunque el día esté nublado.

Author

anita.zuniga@gmail.com
@AnitaZuniga ☆ Journalist ♡ Consumista ★Shopaholic ★ FreeLance ★ Fashion Blogger ★ CinemaLover ★ ReadLover ★ CatLover ★ Runner ♡